EL CASTILLO DE SAN SERVANDO

El nombre del castillo tiene origen en el rey Alfonso VI, quien tras tomar la ciudad en 1085, convirtió la fortaleza árabe en un monasterio dedicado a San Servando y San Germano, en agradecimiento a su victoria en la Batalla de Sagrajas. Mas no era la primera vez que el edificio era dedicado a la vida monacal, pues ya en la época visigótica sirvió bajo esa función.

Sin embargo, la paz en el castillo duró poco, pues si bien conoció la abundancia por mano de los reyes, en 1099 sufrió el ataque de los almorávides, al que siguieron otros durante el siguiente siglo.

Ello fue provocando un lento declive y lo que antaño había sido una posición estratégica importante, perdió todo valor después de la batalla de Navas de Tolosa en 1212, por lo que fue abandonado.

En el siglo XIV volvería a adquirir relevancia militar, con las luchas entre Pedro I y Enrique de Trastámara. En ese momento el Arzobispo Tenorio ordena que se reconstruya, finalizando las obras en 1386, manteniéndose así hasta la actualidad. La guerra siguió habitando en el Castillo, pues en 1857 se convertiría en un polvorín.

En 1874 fue declarado Monumento Histórico Artístico Nacional, por temor a ser demolido por su venta en subasta, siendo el primer castillo en obtener dicha denominación. Fue reconstruido en 1959 y desde entonces ha tenido diferentes funciones, desde colegio mayor, pasando por residencia universitaria, con una fase de sede de las Cortes de Castilla la Mancha y finalmente lo que es ahora: un Albergue juvenil.

Información relevante

Las habitaciones constarán de dos o cuatro camas. Podrán ser mixtas o sólo masculinas/femeninas. Como se puede observar en las fotos son espaciosas y agradables, como el resto del castillo. Todas tienen baño.

Es el albergue quien se encarga de la distribución de las habitaciones, pero haremos lo posible para organizarlo de manera que los grupos o parejas puedan estar juntos. 

Hay acceso a Internet disponible, así como un teléfono público. Aire acondicionado y calefacción en las zonas comunes

El desayuno se sirve a las 8:30 hasta las 9:30, la comida a las 14:00 hasta las 15:00  y la cena a las 20:00 hasta las 21:00,  en el comedor del albergue. Los horarios de comidas son estrictos, así que se recomienda máxima puntualidad en este campo. Dado que el aforo del comedor es de 50 personas, se harán turnos de comida. 

Para poder pernoctar en San Servando será necesario el carnet de alberguista, pero la organización gestionará este apartado para los participantes.

El castillo está totalmente habilitado para discapacitados.

La organización recuerda que los elementos de higiene personal, tales como toallas, cepillos de dientes, etc., deberán ser traídos por los propios participantes de las jornadas.

El albergue de San Servando se encuentra a 10 minutos del centro de Toledo y a 5 minutos de las paradas de bus y tren. Se encuentra a orillas del Tajo, cruzando el Puente de Alcántara.

Os ponemos a continuación un mapa de Google Maps para que podáis tener una idea de dónde se encuentra.

Google Maps